Mitos y realidades del impacto ambiental de la palma de aceite en Colombia

Por Lain E. Pardo

Cuando escuchamos hablar de palma de aceite o africana lo primero que viene a nuestra mente son orangutanes y tigres perdiendo su hábitat en el Sudeste asiático. No es para menos si tenemos en cuenta que el cultivo de palma es tal vez la principal amenaza para la biodiversidad en esa parte de Asia; ¿pero ocurre lo mismo en Colombia?

plantation_aerial_1600W1200H
Aspecto general de un paisaje dominado por palma de aceite en el Departamento del Meta, Colombia. Foto Lain E. Pardo

Malasia e Indonesia son los mayores productores de palma de aceite en el mundo con poco más de 14 millones de hectáreas plantadas (>80% de la producción mundial), mientras que Colombia, siendo el mayor productor de palma de aceite de América, tiene alrededor de 500,000 ha sembradas 1. Sin embargo, la gran demanda por biocombustibles y otros derivados del aceite ha crecido rápidamente en toda Latinoamérica.

Dado este rápido crecimiento y los grandes impactos ambientales que el cultivo de palma ha ocasionado en el sudeste asiático, en Colombia nos preocupa lo que pueda estar pasando en términos ambientales y biodiversidad. Sin embargo, tendemos a equiparar las consecuencias del cultivo de palma del sudeste asiático con el colombiano, sin evaluar ciertos contextos o exagerando nuestra limitada información. A continuación, resumiré lo que realmente conocemos sobre este asunto en Colombia, basado en la evidencia científica.

Estudios sobre los cambios de uso de suelo para la expansión de la palma indican que en Colombia (a diferencia del sudeste Asiático), la mayor parte de la reciente expansión de palma (alrededor del 80%) se ha dado en áreas previamente transformadas por otros usos como pasturas u otros cultivos3–4. No quiere decir que el cultivo no haya sido responsable de la alteración de ecosistemas naturales, pero claramente los datos indican que la palma de aceite no ha sido el principal motor de desforestación en Colombia, como algunos piensan.

Aún faltan estudios más detallados a nivel local, pero en general el patrón de uso de suelo se mantiene, aunque varía por región. De esta manera, en regiones como el Chocó o el Caribe se talaron indiscriminadamente miles de hectáreas de bosque nativo y conservado en los primeros años de expansión de la palma. Así lo constata un libro sobre la historia del desarrollo palmero en Colombia, el cual señala que en San Alberto (Cesar) al menos 2,000 ha de palma de aceite fueron sembrados entre 1961 y 1964 a expensas de “una selva magnifica…” 5;pp98 (la forma como relatan esta parte genera melancolía)

book-ospina-ochoa_1998_marked.jpg
Aunque en sus inicios (años 60-70) el cultivo de palma de aceite en Colombia implicó la tala de bosque nativo en algunas regiones, este cultivo se ha desarrollado en su mayoría en ecosistemas ya transformados. Foto del libro de Ospina y Ochoa 1998

Aunque existen algunas deudas ambientales por pagar, la expansión reciente y el futuro de la palma en Colombia ha sido menos agresivo con el ecosistema de bosque que lo experimentado en el Sudeste Asiático. Incluso, algunas proyecciones sugieren que la mayor expansión de la palma ocurrirá sobre las pasturas de los Llanos orientales 2,3, lo que contribuye a reducir su impacto sobre la biodiversidad, además de incrementar la captura de carbono dado su carácter perenne6.

Preocupa que algunas áreas también han incluido y/o podrían incluir sabanas naturales o nativas (no boscosas) que usualmente sostienen humedales7,8. Sin embargo, es difícil cuantificar concretamente estas futuras áreas, entre otras cosas porque depende de los intereses individuales de los dueños de la tierra.

En cuanto a biodiversidad solo hay unos pocos estudios en mamíferos, aves, hormigas, escarabajos coprófagos y algunos reptiles y anfibios ej.9–12. Todas estas investigaciones confirman que las plantaciones tienen mucha menos diversidad que los bosques cercanos, lo que indica a su vez una red trófica más simple. Eso era de esperar, finalmente ningún cultivo va a reemplazar un ecosistema natural ¡nunca! En todo caso hay unas pocas especies que también aprovechan las plantaciones como zorros, osos palmeros, generando nuevas interacciones.

A pesar de lo anterior, la diversidad dentro del cultivo mismo podría mejorarse con manejos sencillos. Así, por ejemplo, mi investigación en los llanos indica mantener la vegetación secundaria (rastrojo) y aislar la ganadería dentro de las plantaciones puede aumentar considerablemente la diversidad de mamíferos medianos y grandes. Sin embargo, lo más importante que pueden hacer los palmeros es sobre todo conservar los bosques que se encuentran a lo largo de los caños o ríos (llamados bosques de galería).

Cualquier estudio que elaboremos hoy tendrá algunas limitantes. En particular, el hecho de que carecemos de líneas bases que nos permitan evaluar a ciencia cierta la biodiversidad que había antes de la implementación de la palma. De manera que es importante entender el contexto de uso de tierra histórico antes de generar conjeturas o señalamientos directos a la palma; que es un actor más en la compleja dinámica de cambios de usos del suelo en Colombia.

La preocupación es entendible, como mencioné al inicio de esta columna. Sin embargo, debemos reflexionar profundamente sobre nuestras percepciones al momento de lanzar juicios y hacer investigación. Así por ejemplo, se ha compartido múltiples veces en redes sociales un artículo de periódico que sugiere que el cultivo de palma arrasó con el 90% de las aves en los llanos, lo cual es exagerado, porque la zona de estudio ha sufrido otras modificaciones antes y paralelo al cultivo de palma. De manera que es muy difícil establecer vínculos directos inequívocamente, al menos no a través de los métodos que usaron en el citado estudio. Es claro que si se cambia la cobertura nativa (como un bosque) por palma, habría un efecto negativo sobre la biodiversidad, pero tenemos claros los efectos (positivos o negativos) de transformar las pasturas o las sabanas naturales en todos los grupos faunísticos?

Las áreas protegidas son irremplazables, pero por si mismas no son suficientes para proteger los grandes vertebrados. De manera que el reto en áreas dominadas por actividades humanas es enorme. Usualmente menospreciamos la biodiversidad que pueda existir en los mosaicos agro-ecosistémicos (ecosistemas agrícolas inmersos en una red de otros ecosistemas naturales). Sin embargo, estos paisajes pueden aportar a la conservación regional.

Así pues, los mosaicos de palma de aceite también sostienen parte de la diversidad existente en las regiones. Por lo general es fauna que no está en peligro de extinción según las categorías oficiales, pero sin duda algunas son especies sensibles, con roles ecológicos importantes, que viven en bajas densidades o simplemente de admirable belleza. Ahora bien, como muestro en otra investigación hay limites y configuraciones de paisajes ideales para reducir la probabilidad de colapso de poblaciones animales, al menos de mamíferos13

Asset 1000pix
Oso palmero (Myrmecophaga tridactyla) una especie Vulnerable (según las categorías internaciones de especies amenazadas) pero común en paisajes con palma de aceite en los Llanos. Foto Lain E. Pardo-JCU

Claramente existen muchas preguntas por resolver. Por ejemplo, hay especies que parecen aumentar exponencialmente, como los zorros o culebras pero desconocemos si esto puede tener repercusiones sobre la fauna nativa. Los regímenes hídricos son tal vez una de las mayores preocupaciones dada la demanda del cultivo por este recurso. En especial en verano cuando los ríos ya de por si están casi secos; al menos en los Llanos. Que puede pasar entonces con los causes o acuíferos? Que pasa con los fertilizantes que se liberan a los suelos y ríos?

El Dr. Rodrigo Bernal sugiere que la palma de aceite, por su origen africano, puede tener algunos efectos indirectos sobre los ecosistemas circundantes como dispersión de plagas, hibridación con otras especies nativas de palma entre otros  e incluso, sugiere, que puede estar relacionado con la escasez de chontaduro. Debemos cuantificar claramente estos efectos y generar alianzas donde los académicos les demos herramientas a los agricultores para reducir los impactos sobre la biodiversidad colombiana.

Considero que muchos palmeros y la federación misma son mucho más conscientes hoy día que en tiempos pasados y están abiertos a la investigación dentro de sus tierras; algo que parece ser muy distinto en el sudeste asiático también. De hecho, en la actualidad coordinan un importante proyecto en donde se están estudiando distintos aspectos sobre la biodiversidad con recursos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial de las Naciones Unidas (Proyecto Paisaje Palmero Biodiverso).

En la sociedad moderna, pareciera que por más conocimiento que desarrollemos ciertas percepciones se arraigan en la opinión pública e incluso en el ambiente académico. Es claro que como ciudadanos debemos estar vigilantes sobre la forma como se incentiva la agroindustria en Colombia, pero sin apasionamientos o percepciones sin fundamento científico. Del mismo modo, creo que es responsabilidad de los investigadores dar a conocer a la comunidad lo que realmente ocurre, pero teniendo en cuenta los alcances de los métodos empleados.

IMG_1864_gama corrected
Vista aerea de plantaciones de palma en las sabanas/pasturas del Casanare. Foto Lain E. Pardo

El cultivo de palma ha tenido y tiene otros retos, incluyendo una compleja deuda histórica relacionada con el conflicto armado y propiedad de la tierra en Colombia; del que se ha escrito suficiente pero que no puedo abarcar en esta columna. Sin embargo, paradoja o no, hoy día (2018), el cultivo de palma puede ser una de los sectores más importantes en el postconflicto colombiano. Evidentemente, las iniciativas de desarrollo económico deben estar sustentadas en la ética e ir de la mano con aquellas de conservación de la biodiversidad y que generen bienestar social general. Un reto complejo para un país como Colombia.

¿Qué hacer?

El aceite de palma no es solo importante para biodiesel, se estima que casi la mitad de los productos empacados en supermercados contiene aceite de palma. Los que piden no cultivar palma también deben pensar en otras alternativas igual de eficientes para suplir el mercado. Así mismo, debemos preguntarnos por ejemplo que es menos agresivo para la diversidad, ¿palma o soya?, ¿palma o arroz?, ¿palma o pastos introducidos? ¿Qué palmas nativas podemos aprovechar? ¿Qué otras ventajas y desventajas existen? La palma incluso tiene productos derivados que pueden ser útiles para la producción animal lo que reduciría la necesidad de cultivar otros insumos 14. Al ser tierras privadas hay que evaluar su papel en el control de cacería por ejemplo (que parece positivo), entre otros aspectos.

Un paisaje bien manejado nos puede ayudar a balancear las necesidades del mercado con las de sostenibilidad ambiental, pero tenemos que analizarlo con argumentos técnicos y científicos imparciales. El fanatismo ambientalista aveces no permite el dialogo, y algunas veces termina por afectar el bienestar humano o el de los mismos animales o plantas. Muchos productos han sido vetados en Europa si provienen de indonesia, de manera que Colombia puede tener algunas ventajas competitivas si tiene la voluntad de fomentar la conservación de la biodiversidad en sus territorios productivos.

En conclusión, obviamente la palma de aceite en sí misma no puede sostener alta biodiversidad si se compara con un ecosistema natural como un bosque. Sin embargo, lo bueno o lo malo del cultivo de palma (así como otras actividades humanas) no puede determinarse unilateralmente, sin contextualizarla o desde alguno de los dos extremos, más aún cuando existen miles de personas dependiendo económicamente de estas actividades. Una visión de conjunto y de paisaje es fundamental cuando se valoran los pros y contras de una actividad agrícola. La palma de aceite en Colombia tiene pecados, retos y logros, pero no debemos caer en estigmatizaciones sin fundamentos o sin entender la historia de uso de suelo. Por lo tanto, las investigaciones deben continuar ya que Colombia tiene el potencial, y la responsabilidad, de ser un líder mundial en producción de palma sostenible e integrarse activamente a los estrictos mercados ecológicos de Europa. Esto sin duda contribuiría al desarrollo social y económico del país. La sostenibilidad es un tema complejo que merece dialogo y concertación.

Lain E. Pardo           

Biólogo, M.Sc. Ph.D (candidato)

Centre for Tropical Environmental and Sustainability Science (T.E.S.S)

James Cook University, Australia

lepardov@gmail.com


Referencias:

7 comentarios en “Mitos y realidades del impacto ambiental de la palma de aceite en Colombia

  1. Jose Montero

    Estimado Lain, muy buen documento. Definitivamente existe mucho desconocimiento sobre el tipo de palmicultura que se hace en Colombia. Espacios como estos sirven para que desde una fundamentación científica se pueda mostrar la posibilidad de consolidar una palmicultura que equilibre los aspecto ambientales, sociales, económicos y la demanda internacional de aceite vegetal. Buen trabajo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Gustavo Adolfo Gómez Zuluaga

    Colega que escrito tan objetivo y bien fundamentado, si las personas se tomarán el tiempo de leer los artículos científicos y no se guiaran por periódicos malintencionados la realidad seria muy diferente. Es claro que hay cosas por mejorar, pero desde el sector palmero y la institucionalidad se están haciendo esfuerzos gigantes por contribuir a una adecuada planificación ambiental de los proyectos palmeros.

    Saludos,

    Me gusta

  3. Pingback: Mamíferos de Colombia estarían en riesgo si no se limitan cultivos de palma de aceite - Por el Caqueta si lucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s